Ignacio Gómez Portillo, cofundador y director general de la empresa mendocina Egg: “Una sociedad prospera cuanto mejor cooperen sus miembros.”

 

Los cursos y capacitaciones en línea han crecido exponencialmente desde 2020, impulsados ​​por la pandemia. Este crecimiento se debe en gran parte a varios factores: más tiempo en casa, en su mayoría formación gratuita, que permite que más gente llegue a más gente, y la posibilidad que ofrecen de conectarse y unirse desde cualquier parte del mundo al sexo. Pero hay un factor más que va más allá de estas ventajas para que la formación sea realmente efectiva y completa, y es la colaboración online. “» La cooperación es el fundamento de la vida. Vivimos porque nuestros órganos cooperan entre sí. Cuanto más próspera es una sociedad, mejor cooperan sus miembros. Aprender a cooperar es una de las claves de nuestro desarrollo, por lo que nuestro propósito es avanzar colaboración de la humanidad”, comentó Ignacio Gómez Portillo, cofundador y CEO de la empresa argentina de tecnología Egg.

 

blank

 

blank

Según el Foro Económico Mundial de Davos, el número de personas que estudian en línea ha crecido más de un 400 % desde el comienzo de la pandemia. El desafío es que muchos cursos en línea llamados Moocs (acrónimo de “cursos en línea abiertos masivos” en inglés) se realizan de forma individual, por lo que más del 90% de las personas que inician dichos cursos no los completan.Los beneficios del aprendizaje cooperativo son variados, especialmente para los estudiantes. Egg detalla los 10 beneficios más importantes de la capacitación basada en la colaboración:

 

 

  1. Mejora la adquisición del conocimiento y el rendimiento académico ya que las personas aprenden más al intercambiar sus saberes con otros.
  2. Aumenta el compromiso hacia el proceso de aprendizaje debido a los lazos sociales que genera la cooperación.
  3. Promueve el respeto, empatía, la ayuda y la colaboración. Las personas aprenden a pedir y ofrecer ayuda, a escucharse y entender lo que el otro necesita.
  4. Se desarrolla una mayor resistencia ante adversidades ya que el sistema pone al equipo de estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje.
  5. Crea sentido de pertenencia y una interdependencia positiva surgida del compromiso por conseguir los objetivos individuales y comunes.
  6. Relaciona a los participantes con diferentes desempeños para que se ayuden entre ellos lo que abre nuevas posibilidades de colaboración que hacen progresar el trabajo.
  7. Promueve la integración y la inclusión lo que implica una cooperación entre iguales y entre el conjunto.
  8. Facilitan los proyectos multidisciplinarios.
  9. Acerca a la persona a un futuro laboral. De la misma forma que en el trabajo no se desarrolla en compartimentos estancos, los participantes de estos cursos necesitan adaptarse a diferentes personalidades y situaciones.
  10. Conecta con nuevos modelos de aprendizaje y actividades: aprendizaje basado en problemas y trabajo por proyectos, juegos de rol y simulaciones, estudios de caso e investigaciones.