Tokenizar un inmueble, el nuevo método de inversión en proyectos inmobiliarios

Anuncio publicitario

Cuando se habla de Tokenizar un inmueble como método de inversión y crowdfunding, lo que realmente se tokeniza no es el inmueble en sí, sino la participación en una sociedad, fideicomiso-trust, cuenta en participación, o la figura jurídica que se utilice.

Por Emilio Aguiló Iztueta
Fundador de Balmest, redefining Real Estate

Como la fiebre de canchas de paddle en los años 90, las fábricas de Cerveza artesanal en 2017 o las criptos en 2021, ahora todos quieren tokenizar algo. Desde lo más simple como un dibujo hasta el nacimiento de una persona, pasando por tokenizar activos reales como un inmueble, commodities como la soja o hasta una vaca.

Para aclarar el tema a los lectores, cuando leen “tokenizar, tokens, NFT” se está hablando de una representación digital de algo. Así como las fichas de casino, que son un mero pedazo de plástico y representan un valor monetario, pues los tokens representan algo también. Cuando nos referimos a tecnología blockchain, los tokens se generan a partir de piezas de programación y podríamos decir en formato de contratos inteligentes; porciones de código que determinan las reglas o su funcionamiento.

Ya sea por seguridad, facilidad de transportarlos, transferirlos o comodidad, los tokens han proliferado en todo el mundo con diferentes usos. En Argentina, donde el ecosistema blockchain es de los más avanzados y desarrollados del mundo, no es casualidad que hayan surgido numerosos proyectos referidos al uso de esta tecnología. Por ejemplo, Decentraland, el proyecto de metaverso más valorado del mundo, fue desarrollado e ideado por argentinos. Sus tokens “Mana” están presentes en los principales exchanges del mundo y muchas empresas internacionales del tamaño de Nissan, Nike, Adidas, Inditex ya han comprado terrenos virtuales para explotarlos económicamente.

Todo esto nos lleva a escuchar mucho más en el día a día argentino “quiero tokenizar esto” “hagamos una tokenización de ese inmueble o de ese desarrollo inmobiliario”, ¿Se te rompió el ascensor del edificio? “tokenizalo y se soluciona”. Pero ¿es tan así?

Cuando uno se pone a estudiar el tema para materializarlo surgen muchas situaciones a resolver. Mi opinión: encuentren verdaderamente el “para qué, por qué y cómo” tokenizo un proyecto inmobiliario o un inmueble. Y esta pregunta clave: ¿Aporto valor con esto a los usuarios o complejizo y encarezco todo?

Es muy importante aclarar esto: Cuando se habla de Tokenizar un inmueble como método de inversión y crowdfunding, lo que realmente se tokeniza no es el inmueble en sí, sino la participación en una sociedad, fideicomiso-trust, cuenta en participación, o la figura jurídica que se utilice. Se refiere a tokens fungibles (distintos de los no fungibles NFT). Entonces, técnicamente deberíamos decir que si compras un token de un desarrollo inmobiliario por ejemplo, estarías comprando la representación de un % de participación en una sociedad o fideicomiso que ostenta el título y administración de cierto proyecto inmobiliario o inmueble.

En otras palabras, nuestra inversión estará atada a la buena administración que haga esa sociedad o fideicomiso y por ende el éxito o fracaso de la misma. Hay que estudiar cada caso, quién es el desarrollador inmobiliario, en qué tipo de inmuebles invertirán, rentabilidades reales de ese tipo de inmueble, etc. Por ejemplo, si te dicen que por el alquiler tradicional de un departamento de 3 ambientes estándar en Av. Callao de CABA te van a dar 12% de interés anual en usd, dudalo. Quizá además de ese inmueble hacen uso de tus fondos en otras inversiones más riesgosas para llegar a esa rentabilidad prometida.

De aquí surgen muchas hipótesis: ¿Cómo vendo ese token luego? ¿a quién puedo vendérselo? ¿Cuánto me pueden pagar por él? es decir, ¿quién estipula el valor de ese token en el tiempo? Te dirán “el mercado” ok, pero ¿bajo qué parámetros? ¿Una estadística externa, una tasación o la valoración de los propios desarrolladores? ¿Un tercero ajeno a las partes y descentralizado? ¿Se puede swapear? Es decir, ¿podría convertir ese token en otra criptomoneda como bitcoin o usdt en algún exchange externo?

Con todo esto no quiero desalentar a los inversores, propietarios, inquilinos ni empresas que, como nosotros en Balmest, creemos 100% en que el presente y futuro del Real Estate es la tecnología Blockchain. Todo esto permitirá: inmuebles representados en NFT; registros inalterables y más completos, trazabilidad de todo lo que sucede a lo largo de la vida de un inmueble, transacciones más rápidas y descentralizadas, mayor información, transparencia, agilidad, facilidad en resolución de conflictos, menos estafas en los alquileres, menor costo, integración de servicios de mantenimiento, dispositivos IoT más seguros, integración de pago de servicios y tasas con wallets cripto, inversiones en inmuebles tokenizados, data fidedigna y miles de soluciones que hoy quizá no existen y en 2 años sí.

Bienvenida Web3 a los inmuebles, no teman con subirse a la ola porque lo mejor es estar arriba del barco y no ahogarse! Hasta la próxima.

FUENTE: ECOCUYO

Autor

Carlos Patiño

Comparte en redes

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Anuncio publicitario

Anuncio publicitario

Instituciones y Empresas que nos apoyan