Dólar “freelo” beneficia a freelancers para ingresar 12.000 dólares anuales

Anuncio publicitario

Nueva medida beneficia a freelances e independientes en Argentina para ingresar u$s 12.000 dólares anuales sin que sean pesificados a valor oficial.

Una nueva medida que cambia el cepo permite que trabajadores freelance e independientes en Argentina puedan ingresar hasta 12.000 dólares anuales sin que sean pesificados a valor oficial.

Empresas del sector de la Economía del Conocimiento, freelancers y cualquiera que trabaje par el exterior pedía una solución a la pérdida de poder adquisitivo que se producía al cumplir con la obligación fiscal de liquidar a precio oficial los ingresos que obtenían por sus servicios.

De los u$s6.442 millones, facturados al exterios por empresas de la Economía del Conocimiento, cifra brindada por Argencon cerca de u$s1.800 millones de ello fueron ventas de la economía “informal” (freelancers que vendieron sus servicios al exterior de manera directa).

En ese marco, es cuestionable si las medidas anunciadas por el Banco Central (BCRA) el jueves serán útiles para detener la “fuga de talentos” que las empresas denunciaban.

Cepo al dólar y la lucha por lo talentos

Con la pandemia, la competencia por talentos desde el exterior, y el trabajo freelance, las empresas  tuvieron que ponerse creativas para el pago de sueldos de sus áreas de tecnología, de manera de que sus expertos no se fueran también a hacer uso de esas posibilidades. Tanto así que el pago dolarizado de al menos parte del sueldo o los plus variables, se impone como tendencia, indica iProfesional.A las empresas se les dificulta retener al talento tecnológico frente a las ofertas en dólares de empresas extrajerasEs complicado para las empresas locales retener al talentos frente a las ofertas en dólares desde el exterior

Ante el pedido de las  empresas de software que pedían un cupo de dólares por sus propias exportaciones, la respuesta del BCRA fue un nuevo régimen por el cual podrán obtener una “certificación de aumento de ingresos por cobros de exportaciones de servicios en el año 2022” para ser exclusivamente destinada al pago de remuneraciones de sus trabajadores.

Es decir, las empresas deben lograr primero el aumento de sus exportaciones de servicios en el acumulado de 2022 respecto del mismo período el año pasado, y recibirán así un cupo de dólares que no deberán liquidar, por un mínimo del 50% de ese aumento.

“Este mecanismo podrá ser utilizado solo en la medida en que la firma no registre incumplimientos a la fecha en materia de ingresos y liquidación de exportaciones de servicios, se comprometa a liquidar los fondos que no hayan sido destinados al pago de remuneraciones, y que no hayan concertado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera 90 días antes de la certificación y se comprometan a no realizarlo por los 90 días subsiguientes”, indica la medida.

¿Sirve para la competencia por el talento digital?

Este cambio , aunque chico  le da algo de margen a las compañías para que puedan pelear con un porcentaje de los ingresos ofrecidos ante las ofertas en moneda dura que hacen las firmas extranjeras. Expertos acuerdan que los programadores no se verían tentados por la medida del BCRA

Alan Gosiker es Tech Recruiter y Tech Headhunter para empresas de argentina y del exterior con muchos años de experiencia en el área. Al ser consultado por iProfesional sobre sus impresiones acerca de esta medida, respondió: “Siento que es precipitado, que le falta un poco de forma.”

“Pero bienvenidas sean estas políticas, aunque estén mal o se queden cortas, celebro que se ponga en agenda y se entienda que la gente que cobra en dólares y exporta, lamentablemente no va a blanquear el dólar a 120 cuando vale 200″, añadió.

“En principio diría que la medida es algo confusa, como nos suelen tener acostumbrados el BCRA cuando hace un intento de aggiornarse a las realidades cambiarías y económicas de la oferta de servicios de exportación”, coincidió Mauricio Portillo, psicólogo y director de Talent Acquisition para una empresa multinacional.

“A priori la idea parece buena: poder recibir pagos en dólares a cuenta de banco argentino y que no sean liquidados a tipo de cambio oficial es algo que los que trabajan exportando servicios a empresas extranjeras no pueden hacer desde el mini-cepo post PASO en agosto 2019“, continuó, y dijo que podía ser beneficiosa para varios rubros y sectores, como exportadores de servicios individuales.

“En lo que respecta a la industria de tecnología, no creo que esta medida resulte muy atractiva en términos de retención de talento. Los desarrolladores no van a ver en esto un motivador ni para quedarse donde están ni para cambiar a otra empresa,” especificó Portillo.

“Tal vez si puede ser una herramienta de valor para otra capa de empresas, algunas nacionales incluso, que están buscando retener y captar talento y les cuesta mucho competir con la oferta de empresas del exterior que pagar en dólares. Eso si piensan en un esquema mixto que posibilite una parte del pago en dólares y el resto en pesos”, resumió. La medida del BCRA despertó algo de desconfianza

“Lo que confunde un poco son las condiciones, la letra chica: ayer anunciaron la medida y hablaron de un monto de 1.000 dólares mensuales; al rato se cayó la página del BCRA con la resolución y cuando volvió habían cambiado las condiciones y era un monto anualizado de 12.000, retroactivo al 1 de enero de 2022″, señaló en referencia al cupo para freelancers y los movimientos que debilitan la confianza de los contribuyentes.

El cupo del “dólar freelo”

De los ingresos de exterior, independientemente de la plataforma o medio, de lo liquidado en el mercado local mediante el pago por transferencia bancaria, al cierre de este artículo perderían alrededor del 41% de su valor, ya que por cada dólar el trabajador recibiría en su cuenta 119,50 pesos, cuando hacerse de dólares “blue” tiene un costo de 203 pesos por unidad.

Es esa pérdida la que motiva que muchas personas buscaran alternativas para cobrar por su trabajo hacia el exterior sin resignar tanto poder adquisitivo. La solución dada por el BCRA llegó recién el jueves pasado, y les permite ingresar 12.000 dólares al año legalmente sin liquidar, a través del sistema bancario.

Además de cumplir con las obligaciones fiscales vigentes para la exportación de servicios, para obtener el beneficio los trabajadores no podrán adquirir dólares a través del sistema financiero (concertado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera) 90 días tras recibir el pago ni hacerlo 90 días antes.

“El requisito de no comprar dólar MEP 90 días antes y después de recibir el depósito, posiblemente desaliente enseguida a quien se estaba por animar a la medida”, reflexionó Portillo.

Cambiar el cepo para retener talentos

La medida busca impulsar el desarrollo del sector y sus exportaciones, potenciar la generación de nuevos proyectos, retener los talentos argentinos y favorecer la acumulación de reservas“, anunció el Gobierno. ¿Servirá esta flexibilización del cepo cambiario para retener talentos y multiplicar las reservas?

No obstante, no parece diseñada para que aquellos que están ya trabajando para el exterior comiencen a ingresar vía transferencia bancaria sus ingresos en moneda extranjera. Los expertos coinciden en que parece un producto de la improvisación y el desconocimiento de la problemática.

Portillo remarcó que si la medida está pensada para la industria del software como sugieren las comunicaciones oficiales, “el monto resulta llamativamente bajo”. Indicó que un desarrollador de software que trabaja para una empresa internacional y factura en dólares está ganando un promedio en Argentina, de 3.500 a 4000 dólares por mes.

“Creo que hay otra capa de exportadores de servicios como pueden ser traductores, diseñadores, guionistas y creativos, qué tal vez puedan, dado que su promedio de ingresos es un poco menor al de tecnología, beneficiarse más de esta medida”, apuntó el experto.

De acuerdo a datos recientes de la plataforma de pagos internacionales Deel, los ingenieros e ingenieras en sistemas y analistas financieros seniors que trabajan en forma remota para empresas del exterior pueden llegar a ganar hasta 113.500 y 114.300 dólares al año. El cupo que tienen para ingresar sería de una décima parte de ello.

Los ingenieros/as en sistemas junior que trabajan para compañías extranjeras acceden a pagos de hasta 32.100 dólares, mientras que los analistas financieros junior hasta unos 51.000 anuales. Incluso las posiciones de atención al cliente pueden cobrar entre 5.700 y 83.000 dólares al año, según el nivel de experiencia. Hasta posiciones más bajas de trabajo al exterior superan el monto establecido por el BCRA

De esta forma se comprende que es muy difícil que el famoso cupo para el “dólar freelo” resulte atractivo para un segmento significativo de los talentos que hoy prestan tareas al extranjero.

“La medida me genera sobre todo preguntas. A las personas que ya trabajan para afuera, ¿les interesa tanto blanquear de esta forma? Si cobran 5.000, y blanquean 1.000, ¿no estarían expuestos y esa exposición les terminaría siendo “más caro”?”, se preguntó Gosiker.

Y el reclutador de talento tecnológico propone un ejemplo: una persona que ya cobra dos mil dólares por mes por prestar servicios al exterior, ¿cómo va a hacer una factura de solo mil para acceder al cupo o una de dos mil en donde perderá gran parte de sus ingresos, indicó iProfesional.

Portillo, por su parte, recomienda a los freelancers esperar un tiempo antes de subirse a esta posibilidad recién habilitada por el Banco Central, para ver “si no vuelven a tocar algo de la letra chica, lo que es posible dado que deberían tomar los comentarios y repercusiones de quienes entienden estas transacciones mejor”

“La medida no parece haber sido pensada desde la idoneidad en el tema o, por lo menos, resulta ambiguo su beneficio, al menos por ahora”, afirmó.

FUENTE: I PRO UP

Autor

Carlos Patiño

Comparte en redes

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Anuncio publicitario

Anuncio publicitario

Instituciones y Empresas que nos apoyan