Mendoza busca el desarrollo de la industria creativa en el oeste argentino

“Mendoza Audiovisual” es el Programa que el gobierno de la provincia pretende crear con el objeto de fomentar el arribo de inversiones del resto del país y del mundo para la preproducción, producción y pos-producción de contenidos audiovisuales que tengan alto impacto en la creación de empleo y consolidar la imagen de la provincia como polo de desarrollo de industrias creativas.

La iniciativa es celebrada por el sector, desde donde aseguran que favorecería la trasformación de estas actividades en una verdadera industria, en constante crecimiento, ya que no sólo alcanza al cine, la televisión o la publicidad, sino también al desarrollo de videojuegos.

El proyecto, que ingresó a la Cámara de Diputados, fue detallado por el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow, quien junto a integrantes del Cluster Audiovisual y representantes del sector de los videojuegos, participó del plenario de las comisiones de Hacienda y Presupuesto y de Economía, que presiden Jorge López (UCR) y Guillermo Mosso (DF) respectivamente. La convocatoria se hizo extensiva a las respectivas comisiones de Senado, con la presencia de la titular de la comisión de Hacienda de la Cámara Alta, Ángela Floridia (UCR).

Zlotolow, inició su exposición con un repaso de las bonanzas que trajo aparejada la sanción de la Ley 9058, de Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual, por la que se creó el Registro de Empresas Audiovisuales, Mendoza Film Commission y el Fondo de Inversión y Garantía. Señaló al respecto que hay 103 empresas registradas, lo que le da visibilidad al sector además de institucionalización.

También indicó que en ese marco se presentaron 52 proyectos de los que fueron elegidos 17; que a través del Fondo para la Transformación y el Crecimiento se han financiado 4 producciones con una inversión de 20 millones de pesos, y que por otra parte, a través de Mendoza Activa III, se presentaron 44 proyectos de inversión por casi 290 millones de pesos.

En esta oportunidad, Mendoza Audiovisual propone un sistema de “cash rebates”, “que ha permitido en el mundo, el desarrollo de la actividad” y que tiene que ver con incentivos o reembolsos económicos.

Por su parte, Marcelo Ortega, presidente del Cluster Audiovisual, indicó al respecto que “somos un sector que a veces se mezcla con los intangibles, poco visibles, por lo que celebramos esta conformación público – privada, que es una mesa donde converge un ecosistema público privado, que ha sido muy beneficioso. Esta es una actividad que tiene un derrame económico, cultural, en blanco y que abarca no sólo al cine y TV sino también las nuevas tecnologías y las nuevas narrativas”.

Señaló que los municipios “nos han acompañado muchísimo, además del Ministerio de Economía y de Cultura” y que “Mendoza tiene la posibilidad hoy de homologarse con el resto de los países del mundo” que promueven el desarrollo de esta industria.

blank
El proyecto, que ingresó a la Cámara de Diputados, fue detallado por el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow, quien junto a integrantes del Cluster Audiovisual y representantes del sector de los videojuegos, participó del plenario de las comisiones de Hacienda y Presupuesto y de Economía.

Respecto a los incentivos fiscales, expresó que “algunas provincias han hecho más anuncios que propuestas concretas. Nosotros queremos ir de a poco, es un trabajo de muchos años, de persistencia y podemos llegar a ser la primera provincia en tenerlo”.

En esa línea, Anahí Barrera, vicepresidenta del Cluster, también dijo que estas acciones son auspiciosas, “con una participación activa del sector y el acompañamiento de políticas para que este sector se convierta en una industria. Está la voluntad política para hacerlo y esto apuntala al ecosistema”.

“Mendoza se está transformando en una provincia referente. Estamos en el corredor audiovisual, mostramos nuestras locaciones, nuestra capacidad instalada y además, el aspecto patrimonial de nuestros contenidos como fuente de análisis que se nutren de distintas disciplinas”, agregó.

De igual forma, Sergio Sánchez, integrante de la comisión directiva y recuperador histórico de Film Andes, recordó que entre 1940 y 1950 Mendoza fue la “California Argentina”, por lo que tiene un “sustento histórico muy importante. A través de Film Andes, en esos años, se realizaron 16 largometrajes con sello propio y otras tantas coproducciones. Tenía una comisión directiva conformada por bodegueros, pero la gente podía comprar acciones y apoyaba de esa manera este proyecto. Fue un momento muy importante y hay que aprender de la historia”.

“Eso es lo que estamos haciendo ahora en el Distrito 33, ofrecer paisajes y capacidad tecnológica, incorporando novedades tecnológicas e históricas, porque estamos recuperando 150 mil pies de película de todo tipo y estamos apuntando al museo interactivo audiovisual, buscando mezclar lo antiguo con las nuevas tecnologías. Necesitamos esta Ley que favorece el desarrollo de proyectos”.

Por su parte, Iván Bee, del sector de videojuegos y el eSports, expuso que se trata de competencias y eventos de videojuegos, “algo que no ha parado de crecer desde 2014. Hoy se hacen competencias en todo el mundo, con muchísima presencia de personas tanto de manera virtual como presencial. Acá en Mendoza se está haciendo, me animo a decir que estamos posicionados segundos en Argentina, todo orientado a la industria de los videojuegos y a las competencias”.

“Todo esto, ha llegado a hoy con 200 millones de dólares de ganancia a nivel mundial en 2020, y hay quienes aseguran que ha superado a la industria del cine. Hay 400 millones de espectadores en el mundo, los números hablan por sí solos como para seguir exprimiendo a este sector, que es una nueva fuente de trabajo porque no sólo los participantes se dedican a jugar, sino que alrededor, están los relatores, sociólogos, directores técnicos, hay equipos, nutricionistas”, subrayó.

Del mismo modo, Débora Agostino, de Scuba Ligth Studios, desarrolladora de videojuegos, sostuvo que “la industria es joven pero está tomando mucha atención a nivel nacional. Es una industria y un nicho que tiene que ser explotado. En Mendoza hay gran cantidad de desarrolladores, hay avances en lo académico, además de interés por parte de la porción más joven de la sociedad, porque no significa sólo jugar sino que genera un mundo de trabajo”.

“Hay estudios que indican que la industria movió el año pasado 86 millones de dólares, Argentina está posicionada segunda dentro del mapa mundial y para Mendoza particularmente, esto puede ser un incentivo tomando en cuenta que las inversiones mayoritarias son internacionales, más allá de que la primera inversión, la primera fuente de inversión en el estudio del desarrollo de videojuegos, son las propias, las privadas, la de los desarrolladores”, acotó.

El proyecto

Con esta iniciativa, señala la fundamentación, “no sólo se beneficia a la industria audiovisual, ya que tiene un efecto derrame beneficiando a empresas gastronómicas o de catering, empresas de transporte, empresas dedicadas al alojamiento u hotelería, empresas de indumentarias y textiles, ferreterías y construcción, entre otras, lo cual aumenta sus ingresos y genera nuevos puestos de trabajo”.

Según prevé el Programa Mendoza Audiovisual, se reintegrará a quienes adquieran la calidad de beneficiarios, el 40% de la inversión efectivamente realizada, neta de IVA, para los responsables inscriptos, pudiendo utilizar como medios de reintegros el dinero en efectivo, la provisión de una tarjeta de consumo o billetera electrónica y el otorgamiento de un crédito fiscal.

Se trata de las inversiones que realizan tanto personas humanas como jurídicas con y sin fines de lucro, en actividades como la producción de contenidos audiovisuales y la prestación de servicios de producción audiovisual de todo tipo, incluyendo las de “corto, medio y largometraje, documentales, publicitarias, televisivas, de animación, de videojuegos; cualquiera sea su sistema de registro, almacenamiento, soporte, transmisión y/o distribución, incluyendo la contratación de profesionales y técnicos para los distintos roles que la actividad demanda”.

También las adquisiciones y contrataciones destinadas a vestuario, maquillaje, utilería, escenografía, música, edición, proceso de sonido, alquiler y/o compra de equipos de cámara y luces, efectos especiales, comidas y alojamiento, según los rubros homologados por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

Beneficiarios

Para ser beneficiarios se deberá cumplir con una serie de requisitos, como estar inscriptos en el Registro de Empresas Audiovisuales y cumplir con el resto de las condiciones fijadas en la Ley 9058. Asimismo, deberán presentar una propuesta de desarrollo de contenidos audiovisuales cuya titularidad total o mayoritaria sea de productoras del resto del país o de terceros países, y que estén asociadas a empresas locales, ya sea en calidad de socios, coproductores o prestadores de servicios de tales producciones.

De la misma manera se pide como requisito estar inscripto como contribuyente en la Provincia de Mendoza; estar en etapa de pre producción, producción y pos producción de cualquiera de los contenidos audiovisuales antes detallados; demostrar estar asociados o haber firmado contratos de exhibición del producto final obtenido con plataformas, pantallas o empresas contratantes de reconocida trayectoria y posición en el mercado nacional e internacional y, al momento de su presentación al Programa, demostrar haber conseguido financiamiento por un mínimo del 50% de la producción total.

La etapa de evaluación de los proyectos estará sujeta a las pautas que fije la Autoridad de Aplicación en la reglamentación (Ministerio de Economía), dejando establecido que dicha evaluación deberá contar con la participación de Mendoza Film Commission creada por la Ley 9058.

Prohibiciones

No podrán ser beneficiarios de este régimen, las entidades gubernamentales (nacionales, provinciales y/o municipales y/o sociedades con participación estatal); concesionarios y contratistas del Estado, siempre que la propuesta se relacione con el cumplimiento de la obligación por la que se vinculan con el Estado Nacional, Provincial o Municipal; personas que registren deudas en el Registro de Deudores Alimentarios.

Presupuesto

Para llevar adelante este Programa, se prevé una autorización al Poder Ejecutivo a invertir la suma de $ 500.000.000, en tres años. Para ello, el Ejecutivo incorporará en el Presupuesto vigente y en los Presupuestos del Ejercicio 2022; 2023 y 2024 las partidas correspondientes.

Así, para el Presupuesto 2022, se autoriza al Poder Ejecutivo a incrementar en $200.000.000, el presupuesto vigente; para 2023 se deberá prever una partida de $ 200.000.000, y para 2024, una partida de $ 100.000.000.

Por otra parte se lo autoriza a instrumentar los beneficios del Programa a través del Fideicomiso del Desarrollo de Capital Emprendedor, el cual remitirá cuatrimestralmente un informe de seguimiento y avance a la Legislatura Provincial.

Crédito fiscal

Los beneficiarios del Programa Mendoza Audiovisual que inicien las inversiones correspondientes a partir de la fecha que se establezca en el pliego de condiciones o bases de la convocatoria, podrán acceder al beneficio de un certificado de crédito fiscal por hasta el monto del 40% de la inversión total, para la cancelación de Ingresos Brutos, en la proporción y modalidades que el Poder Ejecutivo determine.

Este crédito fiscal será implementado con la entrega de certificados o el mecanismo de billetera digital u otras modalidades idóneas, y deberá contar con resolución aprobatoria refrendada por los Ministerios de Hacienda y Finanzas y de Economía y Energía. La utilización del certificado de crédito fiscal podrá efectuarse hasta el 31 de diciembre del 2026, pudiendo ser prorrogado por el Poder Ejecutivo por un lapso de hasta 3 años desde el vencimiento previsto en la ley.

El beneficiario original del crédito fiscal y los sucesivos cesionarios podrán transferirlo de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

Por otra parte, se establece un costo fiscal de 500 millones de pesos, y se dispone que las sumas otorgadas y efectivamente utilizadas del crédito fiscal de Impuesto a los Ingresos Brutos, serán deducidas previo cálculo de la masa primaria ordinaria de participación a los Municipios.

FUENTE: ECOCUYO