Gonzalo Bollati, el mendocino que quiere cambiar la forma de ir a un restaurante

Un ingeniero en sistemas busca generar un salto digital con los comensales, ya que pueden acceder en tiempo real a la oferta para ir a comer o a un show

Gonzalo Bollati, el emprendedor tecnológico mendocino que busca generar una revolución gastronómica.
Gonzalo Bollati, el emprendedor tecnológico mendocino que busca generar una revolución gastronómico

Quien lleva adelante el desafío es el ingeniero en sistemas Gonzalo Bollati (35), un emprendedor de la tierra cuyana, que creó el portal digital QuieroLaCarta, el cual, a modo de app, permite tener a mano toda la oferta en tiempo real para salir a comer, transformándola en una red social que busca alcance internacional.

Así, en un solo lugar y a un click: reservas, pedidos, promociones, eventos y espectáculos culturales. Incluso, permite elegir el plato o el sitio más destacado y votado por los usuarios, por lo que se genera una opción de difusión para los comercios. También, a modo de Instagram, permite conectarse entre los comensales, permitiendo saber lo que pasa en el momento.

 

En QuieroLaCarta se accede a la oferta gastronómica en tiempo real. Una plataforma inédita en la región que busca seguir creciendo.
En QuieroLaCarta se accede a la oferta gastronómica en tiempo real. Una plataforma inédita en la región que busca seguir creciendo.

 

De la mano de la Municipalidad de Mendoza, al ser una iniciativa desarrollada en la incubadora oficial de empresas, firmó un convenio con la comuna para brindar más oportunidades a vecinos y turistas. Y va por un nuevo objetivo: expandir la propuesta a todo el país y a Latinoamérica, para competir incluso con Google Map y Trip Advisor, ya que utiliza la plataforma gratuita “mapbox”. De hecho, ya son 11 las provincias argentinas donde hay locales que se sumaron al proyecto, entre ellas, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Tucumán.

Van paso a paso en búsqueda de inversores que les permitan dar el gran salto. Pero, el camino transitado, con 500 comercios ya inscriptos, que fueron visitados por más de 2,6 millones de usuarios en el último año, les muestra un buen horizonte, más allá de las dificultades económicas que se presentan: arrancaron con $75.000 y ya consiguieron $2,5 millones en suscripciones, además de 150.000 dólares en órdenes procesadas por los comercios (la app cobra 1% de comisión).

“Hoy no estamos monetizando, pero tenemos un gran desafío para seguir creciendo”, cuenta a LA NACIÓN Bollati, que volvió a tomar impulso luego del fuerte impacto de la pandemia que los obligó a reinventarse. “Muchos nos pidieron que nos convirtiéramos en un sistema de gestión gastronómica, pero no era lo que queríamos; ese era un problema que ya tenía solución. Había algo más que sentíamos que estaba faltando. Nos llevó un tiempo y muchas charlas darnos cuenta de que la oferta gastronómica tradicional no tenía un lugar en el mundo”, cuenta el creador de la start up.

“Quisimos darle aún más sentido e involucrarnos en los cambios profundos en la sociedad. Comenzamos a estudiar y definir cómo podíamos aportar valor y alinear nuestros objetivos con los del mundo definidos por la ONU, en cuanto al desarrollo sostenible”, señala Bollati en relación con el nuevo concepto denominado “Smart Gastronomic Cities” o “ciudades gastronómicas inteligentes”. Así definen al destino que puede proporcionar información en tiempo real sobre la oferta gastronómica tradicional y tiene la capacidad de analizar y entender a su público generando acciones en pos de la inclusión, la igualdad y el desarrollo de las ciudades. “Es pensar la gastronomía como motor de la sociedad, con la música, la cultura, la tradición y el teatro, entre otras actividades, que asignan un valor diferencial e intrínseco de las ciudades”, añade el joven emprendedor.

La plataforma tiene dos variantes de acceso. Una gratuita, que permite visualizar la carta digital pdf, reservas inteligentes, linktree gastronómico, promociones, eventos, compartir wifi y Generador y lector QR. En tanto, la opción premium, que cuesta $1.000, además ofrece la carta digital autogestionable, pedidos online, platos digitales, promocionar categorías y productos, comandera digital e integración a Mercado pago.

En su plan de expansión, la firma cuenta hoy con una ronda abierta en la que buscan 140.000 dólares con una participación mínima de 15.000 dólares para la consolidación de la estrategia de crecimiento por año. “Para el primer año natural buscaremos más de 1.348 locales que en doce meses nos permitirán procesar pagos por más de 170.000.000 dólares y para el segundo las proyecciones son 3.000 locales y estar procesando 385.000.000 dólares, solo en nuestro modelo principal de monetización. Un proyecto que espera ser tan grande como las cadenas de deliverys más importantes del mundo”, indicaron desde la compañía.

Gonzalo Bollati junto al intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, durante la firma del convenio que convierte a la capital provincial en la primera Smart Gastronomic City del país.
Gonzalo Bollati junto al intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, durante la firma del convenio que convierte a la capital provincial en la primera Smart Gastronomic City del país.

“Son chicos que tienen una cabeza impresionante, con ideas muy prácticas. Cuando uno va a un lugar, busca tener toda la información a mano. Está muy buena su creación y es un gran paso para poder expandirse a otras ciudades del país”, destacó el intendente de Mendoza, Ulpiano Suárez.

“Nuestro próximo paso es comenzar a trazar las alianzas necesarias para que las ciudades puedan conectar su oferta con los ciudadanos y así lograr un crecimiento similar al del delivery, que multiplicó la industria por 5 en los últimos años”, sostiene Bollati quien se entusiasma con consolidar el “último reto”: conectar a las personas en una red social que sea organizada de manera temporal y espacial para poder conocer y disfrutar minuto a minuto qué pasa alrededor.